El público de Música en Grande se rinde a los sonidos mexicanos de Alejandro Fernández

‘El Potrillo’ reunió a cerca de 8.000 personas en Torrelavega y desplegó ante sus seguidores un espectáculo de más de dos horas

Torrelavega, 25 de julio de 2018. Alejandro Fernández desembarcó ayer en Cantabria para presentar su tour ‘Rompiendo fronteras’, que también da título a su último trabajo, y el cantante mexicano demostró una vez más ante las cerca de 8.000 personas que se dieron cita en los Campos de El Malecón de Torrelavega durante la tercera jornada de Música en Grande el motivo por el que ‘El Potrillo’ es un ídolo de masas en todo el planeta.

Fernández, que es uno de los platos fuertes de esta décima edición del festival y tuvo como artista invitada a Chlöe’s Clue, estuvo a la altura de las circunstancias y cumplió con las expectativas en una noche en la que sus seguidores disfrutaron de las más de dos horas de show, que incluía un montaje de luces y sonido espectacular, y en el que el artista hizo un repaso a sus 25 años de carrera sobre los escenarios.

La gira que lo ha traído hasta Torrelavega supone su regreso a nuestro país tras cuatro años sin actuar en España. El público, que se rindió a su música,  pudo bailar y cantar a coro temas rancheros, pop, serreños y de reguetón, donde no faltaron las canciones de su disco más reciente y todos sus éxitos más aplaudidos.

Con más de 30 millones de discos vendidos en todo el mundo, Alejandro Fernández ha conquistado mercados internacionales con un estilo que siempre va un paso adelante, pero sin perder la conexión con sus raíces. Y es que ‘El Potrillo’, como es conocido, demostró en la capital del Besaya por qué es uno de los músicos latinoamericanos más versátiles e icónicos de toda una generación.

Tras arrancar su concierto interpretando ‘En lo correcto’, ‘Estuve’ o ‘Para sacarte de mi vida’, Fernández deleitó a sus fans con temas como ‘Me dediqué a perderte’, ‘Sé que te duele’ o ‘Quiero que vuelvas. A partir de la mitad del concierto, ‘El Potrillo’ dio paso a sus mariachis y el espectáculo dio un giro hacia los sonidos más mexicanos, con clásicos como ‘Guadalajara’ o ‘Ay, Jalisco’, y aún hubo tiempo para cerrar la noche con un homenaje al recientemente fallecido Juan Gabriel.